Oaxaca como baluarte del Patrimonio Cultural Inmaterial

El pasado 30 de mayo se llevó a cabo en Barcelona la exposición Oaxaca, poética Visual. El encuentro estuvo acompañado de gastronomía, arte y cultura.



Imagenes de la web

Terrasa, 5 de junio


Una de las seis líneas de trabajo que UNESCOSOST ha definido como estratégica en el marco de la sostenibilidad, es la de Patrimonio Cultural Inmaterial. Los proyectos de intervención del equipo de investigadores están presentes en México, Perú y Colombia.


Hablamos con Miguel Vives, curador de la obra denominada, Oaxaca, poética visual, y su vinculación con la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad.


¿Cuál es la propuesta de Oaxaca, poética Visual?


La propuesta retrata el patrimonio cultura de Oaxaca de una manera no folclórica. La idea principal consintió en exponer en fotografías el patrimonio cultural oaxaqueño en el extranjero tomando como base la gastronomía. La artista Blanca Charolet se deriva hacia la bebida y el proceso de cultivo del agave y del mismo mexcal y Rosario Camus abarca los ingredientes de la gastronomía tradicional oaxaqueña.


Háblanos de la riqueza cultural de Oaxaca y su abordaje en esta exposición desde lo gastronómico


La gastronomía en términos generales es un patrimonio cultural inmaterial. Un conocimiento intangible pero muy amplio e importante, culturalmente hablando, sobretodo para cada pueblo. En concreto la gastronomía oaxaqueña es muy basta, es la más amplia de México porque allí viven dieciocho grupos étnicos distintos y dieciséis líneas lingüistas diferentes. Por lo tanto es un crisol de culturas pues tiene tradiciones distintas que abordan variados ingredientes de diferentes manera. Incluso también basta mencionar que Oaxaca además es un lugar con ocho diferentes microclimas, lo cual también favorece a la gastronomía. En este caso, abordamos la de los valles centrales de Oaxaca y la viña tradicional destilada de esta región.


¿Cuál es la vinculación entre la propuesta artística y la Cátedra Unesco de Sostenibilidad?


Como colaborador de la Cátedra Unesco y de la vinculación que logramos con Casa México en Barcelona, decidimos llevar la exposición a esa ciudad. La invitación la recibimos del director de la Cátedra, el profesro Jordi Morató y la profesional encargada de la línea de Patrimonio Cultural Inmaterial de esa Organización, la profesora Ángela Barros. Una vez logramos concretar el proyecto, invitamos a las fotógrafas mexicanas Rosario y Blanca para que hicieran parte. Ellas viajan a Oaxaca y se deciden por la propuesta gastronómica que vincula el patrimonio cultural inmaterial de Oaxaca.