Gestión de deslizamientos en Cordillera Sur, Bogota

Updated: Aug 31, 2018


RECNET y la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la UPC promovieron y orientaron una alianza en Colombia con el IDIGER del Ayuntamiento de Bogotá, el Jardín Botánico de Bogotá y la Oficina Conjunta UNESCOSOST en el Tecnológico de Antioquia de Medellín, para implementar un proceso de transformación del desarrollo urbano en un área afectada por riesgos ambientales debido a deslizamientos de tierra.



El proyecto Cordillera Sur incluye diferentes restauraciones socioambientales en el territorio, para recuperar el área. En 2011, el sitio fue escenario de un fenómeno de deslizamiento masivo que involucró el reasentamiento de cientos de familias que vivían en esta area. En vista de la complejidad que representaba el caso para el contexto urbano de la ciudad, se desarrolló el Acuerdo de Cooperación Interadministrativo No. 494 de 2014, que concibe la implementación de acciones socioambientales para la mitigación sostenible del riesgo.


El objetivo general del proyecto iba dirigido a unir esfuerzos para el desarrollo de acciones socioambientales para facilitar la recuperación, renaturalización y apropiación del territorio afectado por el riesgo de deslizamiento en los sectores de Cordillera Sur, de Tierra Linda, La Cumbre y Zajón de La Estrella, en ciudad Ciudad Bolivar, Bogotá.



Cabe destacar que para fortalecer las capacidades locales y la capacitación para el empleo, se desarrolló bajo el acuerdo el "Diplomado en Agroecología y gestión de riesgos con participación ciudadana", un programa de capacitación con 160 horas de aula teórica y trabajo aplicado, con el cual se capacitaron 40 personas del area en temas relacionados con la sostenibilidad general del territorio.


Los trabajos físicos en el sitio han consistido principalmente en técnicas de bioingeniería para el manejo adecuado de aguas superficiales y subterráneas, restauración ecológica de ecosistemas en el área, paisajismo y renaturalización, enfocados principalmente en promover la apropiación social del territorio recuperado, a través de la concientización y la motivación de las comunidades en el área, para ayudar a mitigar la condición de amenaza y reducir el riesgo y la vulnerabilidad a los derrumbes masivos.